27 de febrero de 2014

Consejos para trabajar la Arcilla Polimérica. #1 La Limpieza

Feliz Jueves Tralarinas!!

Hace unos días otra blogger me dejó un comentario en una de las entradas que decía: "me sorprende lo limpio que te queda el FIMO". Eso me recordó que no era la primera vez que me lo decían o me preguntaban cómo lo hacía y se me encendió la bombilla.
Así que, de momento una vez al mes haré una entrada con consejos, recomendaciones sobre cómo trabajar esta arcilla.

Empezaremos por la limpieza, no sólo porque me hayan preguntado a cerca de ello, si no porque pienso que es lo primordial.





Para empezar es super importante que la surperficie donde vallamos a trabajar esté limpia. Con limpia me refiero a que no tenga ni polvo. Si tiene polvo el se quedará pegado a la arcilla y se verán pequeñas motitas, sobre todo en los colores claros. Por eso, antes de empezar a trabajar, con un papel de cocina y un poco de limpiamuebles, limpiad la mesa. El papel de cocina, a diferencia de los trapos, no deja pelusa.

FUENTE: Laloleblog.com

Además de la superficie de trabajo, es muy importante que las herramientas estén relucientes. Aunque estén limpias de la vez anterior, yo siempre las limpio antes de volver a usarlas. Para ello, uso papel de cocina y alcohol. Pulverizamos las herramientas con el alcohol y pasamos el papel de cocina si se trata de herramientas de plástico. Si son las cuchillas, pulverizo el alcohol sobre el papel de cocina y luego le paso a la cuchilla, así evito que se dañen más de lo debido.

FUENTE: Pinterest

SUPERIMPORTANTE!!Las manos!!Las manos deben de estar limpias. Aunque no lo veamos, también tienen motitas de polvo y pelusillas de la ropa. Yo lo que hago es lavarlas con jabón y luego secarlas con papel de cocina (para que no se queden pelusas de la toalla).

Debemos de tener en cuenta que cuando cambiamos de color debemos de limpiar todo de nuevo, sobre todo si pasamos de un color oscuro a uno claro.

FUENTE: Pinterest

Un consejo que os doy para evitar al máximo las manchas entre colores, es primero trabajar los colores claros y luego los oscuros.
Entonces yo hago los siguiente:
- Empiezo trabajando los colores claros.
- En los cambios de color limpio mis manos con toallitas (o de bebe o desmaquillantes) depués pulverizo alcohol me las froto y seco con papel de cocina.
- Limpio las herramientas con el alcohol y el papel de cocina
- Limpio la superficie de trabajo con la misma toallita y leco con papel de cocina.




En los cambios de color de OSCURO A CLARO:
- Limpiar la mesa con una toallita o un paño húmedo y secar con papel de cocina.
- Limpiar las herramientas con fairy (o cualquier lavaplatos, así se quita la grasa de los colores) y secar con papel de cocina.
- Limpiar las manos con agua y jabón y secar con papel de cocina.

Y ya por último, al acabar nuestra tarea, debemos de limpiar todo muy bien para que no se resequen los posibles restos y dejarlo todo listo para el próximo trabajo.

En lo referente a la arcilla, es imposible o casi imposible que se quede perfecta de primeras, aun siguiendo las recomendaciones que os digo, porque no trabajamos envasadas al vacío y en el aire hay pelusas, nos podemos dejar algún resto, etc...




Por eso, una vez que tenemos nuestra creación hecha, podemos pasar un algodón con alcohol por la figura con el fin de quitar las pequeñas motitas, los pequeños restos e incluso quitar la huellas de nuestros propios dedos. Por las zonas pequeñas o de difícil acceso podemos usar un bastoncillo de los oídos impregnado en alcohol.
Eso si, cuando limpiéis la figura, cambiad de algodón cuando cambiéis de color, es decir si estais limpiando un parte roja, cambiad el algodón cuando vayáis a limpiar una parte azúl (por ejemplo) e intentad cambiar el algodón frecuentemente para que no deje pelusa.

Si seguís estos consejos, es muy posible que vuestras creaciones en arcilla os queden con una presentación impecable.
¿Qué os parece esta entrada?¿Os ha servido de ayuda?¿Queréis que trate algún tema en especial?

Que paséis un buen fin de semana

9 comentarios:

  1. está genial la entrada!! por eso no suelo hacer fimo, aunque me gusta mucho, pero es muuuuy trabajoso y requiere mucho tiempo, no tengo tanta paciencia xD. Besos!

    ResponderEliminar
  2. Estos consejos siempre vienen muy bien, mi reto es conseguir un blanco impoluto porque nunca me queda perfecto. Lo de los guantes es una idea genial porque cierto es que siempre se quedan las marcas de las manos..
    Un besazo!

    www.cocoatutoriales.blogspot,com

    ResponderEliminar
  3. Muy buen consejo, me ha venido de lujo porque a mí SIEMPRE se me ensucian los colores claros, a pesar de lavarme las manos, limpiar con toallita la pastilla o parte que vaya a usar, la mesa o lugar de trabajo, etc. ME DESESPERO hasta tal punto en que le he cogido asco al fimo :(
    Así que tus consejos me van a venir genial ^^
    Por cierto, yo también me fijé en lo limpio que te queda, ya que el onigiri que me hiciste está BLANCO TOTAL sin suciedad alguna, después veo mi trabajo y me quiero morir u.u

    Un beso y gracias por la entrada ^^

    ResponderEliminar
  4. he caído en tu casita y aquí me quedo a fisgar un poco
    si quieres visitarme eres bienvenida
    http://eltrasterodetxatxa.blogspot.com.es/
    feliz finde

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias por los consejos, son muy útiles, a ver si me animo a probar el fimo un poco más, que lo probé una vez y lo dejé aparcado! :(
    Un beso!
    Beatriz

    ResponderEliminar
  6. tomo nota, me apetece hacer cosas con arcilla polimérica pero una vez lo intenté y fue muy chapuza...así que me guardo los trucos. ¡Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa!
      Me alegro de que haya servido!Espero que te animes pronto a hacer cositas ;)

      Eliminar
  7. Nunca he trabajado este material, pero son unos consejos muy buenos también para la repostería, especialmente si modelas con fondant. Todo super limpio!!
    ¡Besos!

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario

Post nuevo Post antiguo Home